Boda

El vestido y velo de novia de Kourtney Kardashian, inspirados en los tatuajes de su esposo, Travis Barker

Vestido de novia de Dolce & Gabanna de Kourtney Kardashian
Imagen tomada de Instagram

El dí de ayer, domingo, se llevó acabo la tercera boda de Kourtney Kardashian y Travis Barker en Portofino, Italia.

 

Desde que Kourtney inicó su relación sentimental con el baterista de Blink 182 (en julio del 2021) hemos notato que ha acentuado su estilo estrafalario, rockero y original, algo que ha sido muy remarcado en sus outfits, los cuales coordina a la perfección con su ahora esposo.

Para su exótica y costoda boda Kourtney Kardashian apostó por un vestido firmado por Dolce & Gabbana, misma marca que vistió a su madre, Kris Jenner, y a todas sus hermanas: Kim, Khloé, Kendall y Kylie.

 

La prenda está conformada por un corsé satinado, acompñado con una mini falda de encaje, inspirados en la lencería italiana de los 60.

La pieza fue acompañada por un largo velo, bordado a mano, en punto de cruz,con figuras de flores mediterráneas, entre los que resalta la imagen de la Virgen María, inspirada en los tatuajes de su amado, Travis Barker y la leyenda: “Respeto a la lealtad familiar”.

 

“Diseñar mis vestidos con Domenico y Stefano ha sido un sueño hecho realidad en todos los sentidos”, reveló Kourtney Kardashian a la revisrta de moda Vogue.

 

El outfit fue acompañado por unos guantes de tul y stilettos de encaje.

Por su parte, Travis Barker también eligió un atuendo de Dolce & Gabbana: una chaqueta cruzada con solapas de pico, pantalón recto y cinta cruzada. El diseño fue creado en lana negra italiana y detalles de smoking en satín de seda negra. La prenda fue confeccionada a medida y con un ajuste perfecto.

 

La chaqueta está completamente trabajada a mano, siguiendo estrictamente todos los pasajes de la tradición sartorial italiana: en la parte delantera se aplica la lona, ​​luego la crin y finalmente el canalé con un hábil bordado, que dan forma y refuerzo a la estructura de la prenda.

Las hombreras y rollos, también aplicados a mano, definen y “esculpen” los hombros, dándoles una línea definida y arenosa. Toda la prenda está rematada con pespuntes y ojales hechos a mano. Para realzar también el interior de la prenda, se ha elegido un suntuoso forro de raso de seda negro. El look se ha completado con una camisa blanca, una pajarita de raso de seda negra, un broche de cruz dorada con cristales negros y unos zapatos tipo creepers.

 

La costosa boda

 

La ceremonia nupcias se llevó a cabo en Villa Olivetta, una casa en la finca de Domenico Dolce y Stefano Gabbana. La vivienda fue construida a principios de siglo, tiene una gran torre, terrazas y vistas panorámicas al Mediterráneo. Los jardines tienen olivos, eucaliptos y cipreses. Los interiores son algo así como “Alicia cayendo en el país de las maravillas surrealista en el fondo de la madriguera del conejo”, asegura el editor general de Vogue, Hamish Bowles.

 

En este gran momento Kourtney Kardashian y Travis Barker estuvieron acompañados por el clan Kardashian completo: Kim, Khloe, Kendall, Kylie; los hijos de la novia, Mason, Penelope y Reign, y claro, por la matriarca de la familia, Kris. Al gran evento no podían faltar los hijos mayores de Kim y Kylie: North y Stormi. Además de los hijos de Travis Barker: Landon, Alabama y su hijastra Atiana De La Hoya.

LO QUE PASA EN LA RED