Lujo

Viven en castillos aunque no son miembros de la realeza. El que puede, puede

Castillos habitados por celebridades
Getty/ Stars Lifestyles

El diseñador Tommy Hilfiger y Nicolas Cages son algunos millonarios que no tienen sangre azul pero han decidido comprar propiedades que alguna vez pertenecieron a los royals, restaurar o contruir de ceros sus propios castillos.

 

Conoce las historias detrás de estas increíbles construcciones, llenas de torres y fuertes. Algunos cuentan con decoraciones modernas y otras conservan objetos cin siglos de historia. Al verlos nos remontamos de inmediato a las historias de los caballeros con armadura de la edad media. Sus interiores parecieran sacados de un cuento de hadas.

 

Tommy Hilfiger y Dee Occlepo Hilfiger

Hace dos años el diseñador y su esposa pusieron a la venta su mansión, tipo castillo, ubicada en Connecticut, con un valor de 47.5 millones de dólares.

 

La propiedad fue diseñada en 1939 por el arquitecto Greville Rickard, con 90 mil kilómetros de extensión.

El mini castillo cuenta con 6 habitaciones, 10 baños, 6 chimeneas, sala de cine, gimnasio, alberca y jardines, entre muchas amenidades más. La pareja adquirió la propiedad en 2010.

 

 

Nicolas Cage

El actor de Leaving las Vegas se cartacteriza por su excentricidad, posee 14 propiedades, entre ellas el castillo Midford Castle, que compró en 2007, dicha propiedad se encuentra cerca de Somerset, Inglaterra.

El edidicio fue construido en 1775 por orden del noble Henry Disney Roebuck, quien ordenó al arquitecto que le diera la forma de un naipe (de cartas).

El castillo cuenta con capilla, establos, casas para invitados, dos cabañas y un invernadero.

 

Norman Reedus y Diane Kruger

En 2019 el actor de The Walking Dead y su esposa compraron una mansión estilo castillo en Hollywood Hills.

La edificación fue construida en 1926 con estilo medieval, posee cuatro dormitorios, cinco baños y medio. El interior de la casa fue modernizado con pisos de madera natural. Cuenta también con estudio fotográfico, cabina de radio, gimnasio, alberca y jardines.

 El año pasado la pareja puso a la venta su pequeño castillo por poco más de 12 millones de dólares.

 

Dominic West

El actor británico vive en uno de los mayores atractivos de Irlanda, el Castillo de Glin, contruido en el siglo XVIII.

La propiedad ha pertenecido, por más de 800 años, a la familia de Catherine FitzGerald, esposa del histrión, ella es una reconocida arquitecto y paisajista.

La propiedad mide 1,900 metros cuadrados, se construyó sobre ruinas medievales a orillas del río Shannon.El Castillo conserva muchos detalles de decoración originales, sobre todo en su espectacular biblioteca hecha de caoba, en la chimenea de marmol, techos de yeso ornamentados y decorados al estilo neoclásico.

 

Jeremy Irons

En 1998 el ganador al Oscar, Jeremy Irons decidió restaurar el castillo de Kilcoe, construido en del siglo XV y ubicado en la costa irlandesa. Él, con la ayuda de lugareños y empleados volvió a poner en pie la majestuosa construcción.

La propiedad tiene capacidad para 13 personas, la habitación principal cuenta con un techo de madera arqueado, inspirado en el desván de una antigua granja francesa que frecuentaba Jeremy durante el rodaje de El hombre de la máscara de hierro.

El castillo Kilcoe es un edificio de terracota formado por dos torres, una ancha y otra más estrecha. En una de las paredes hay una placa de piedra pulida con un mensaje:

“Muchos corazones yacen en estos muros. Hemos trabajado seis años y lo hemos hecho lo mejor que sabíamos. Y lo que hicimos, lo estás viendo”.

 

 

LO QUE PASA EN LA RED