Perfiles

El día que Eiza González tuvo que decir adiós a su primer gran amor, su padre

Foto 1: Mujer latina de pelo largo y castaño viendo a la cámara con coordinado rosa de Gucci. Foto 2: Hombre sonriente con barba y lentes en la época de los 90.
Imagen tomada de Instagram

La actriz y cantante ha demostrado ser una mujer muy fuerte y perseverante, gracias a esas características se ha posicionado como una de las actrices más reconocidas, no sólo de México, sino de Hollywood.

 

Y a pesar de que muchos creerían que su vida ha sido sencilla, la verdad es que no: cada uno de sus logros han sido alcanzados con mucho esfuerzo.

 

Acerca de la forma en que ha debido abrirse paso como latina en Estados Unidos platicó con el programa “Primer impacto”:

 

“Debes tener mucho estómago para enfrentarte a muchos no, escuchar que no eres suficientemente bueno. Sobre todo, cuando yo llegué a Hollywood, no había tantas oportunidades para los latinos como ahora”

 

Hace 20 años, y siendo apenas una adolescente de 12 años, Eiza tuvo que enfrentar el que tal vez ha sido el momento más duro de su vida: la muerte de su padre, Carlos González, a causa de un accidente en moto.

 

“Fue muy fuerte, muy triste, lloré muchísimo. Fue un accidente muy fuerte, fue un accidente en moto y gracias a Dios no sufrió, no quedó cuadripléjico”, dice la actriz.

 

Eiza presenció el momento en que su madre, Glenda Reyna, recibió una llamada telefónica, en la que le informaban que su esposo no había sobrevivido al impacto del accidente:

 

“Ella lloraba y se aventaba contra la pared, fue horrible”, recuerda Eiza.

 

Por mucho tiempo la actriz se negó, no sólo a hablar del tema, también evitó ir a terapia:

 

“No podía hablarlo porque se me hacía un nudo en la garganta, porque me negué a ir a terapia, era un acto de rebeldía y me costó mucho trabajo afrontar el tema”.

Veinte años después de la muerte de quien sin duda fue su primer gran amor, la artista mexicana explica qué cree que sentiría su padre al ver el gran éxito que ha alcanzado como actriz, sobresaliendo en Hollywood.

 

“Él era lo más llorón, mi mamá siempre le decía ‘ya Carlos, no llores’. Yo le diría: ‘Papi gracias por ser mi luz, te adoro. Gracias por tenerme bajo tu manto y protegida, pro acercarme a gente linda y que me ha ayudado a tomar buenas bendiciones. Todas mis alegrías y logros son dedicados para ti, espero que estés muy orgulloso para mí’”.

 

Durante la filmación de su última película, “Ambulancia”, la actriz no pudo evitar remontarse a aquel momento en que se enteró de la muerte de su padre:

 

“La muerte de mi padre me dejó un trauma emocional y desconocen el proceso que debí seguir para superarlo. A veces la gente te juzga, pero no saben por lo que estás pasando.

 

La mamá de Eiza, la médico y modelo, Glenda Reyna decidió no volverse a casar después de perder a su esposo. Y tanto Eiza, como su hermano, Yulen González, rezan diario por la memoria de su papá. Así recuerda Glenda al padre de sus hijos:

 

“20 años se dicen fáciles, pero el caminar a veces ha sido lodoso, con piedras que rasgan mis pies descalzos sin la protección de tu ser, y siempre regreso a esa mirada tuya tan llena de amor y algo internamente me llena de energía y me pone de nuevo en el camino”.

 

 

 

LO QUE PASA EN LA RED