Perfiles

Valentina Paloma y su cátedra de sencillez, (usa un teléfono viejito, una cámara fotográfica vintage y le roba sus bolsas a su mamá)

Mamá latina de pelo largo y oscuto con vestido con estampados de selva largo e hija adolescente de pelo largo cobrizomirando fijamente a la cámara
Vogue

La hija de Salma Hayek y François-Henri Pinault lo tiene, literalmente, ¡todo! Al ser la heredera de una de las actrices más famosas del mundo y del director de un conglomerado de marcas de lujo, entre ellas Gucci, Balenciaga, Alexander McQueen y Yves Saint Laurent, resulta impresionante darnos cuenta de la poca importancia que le presta a las cosas costosas.

 

Durante la entrevista que la hija de Salma Hayek y la diva mexicana ofrecieron recientemente a la revista Vogue, revelaron qué traen en sus respectivas bolsas y la chica de 14 años nos conquistó hablando español, y se nota que heredó el buen sentido del humor de su mamá.

Valentina Paloma lleva consigo una bolsa vintage de la marca Yves Saint Laurent, la cual, ¡le robó a su mamá! En lugar de traer el último modelo de bolso de la prestigiosa marca francesa, prefiere un modelo anterior y usado.

 

Valentina Paloma ya posee una fortuna propia de 12 millones de dólares, más lo que se vaya sumando, peeeero ha elegido una cámara vintage de la marca Nikkomart para sus clases de foto, la cual no tiene un alto valor económico, pero sí gran calidad fotográfica.

En un smartphone destartalado y con la mica rota, Salma Hayek presume orgullosa las fotos de su única hija. Y tú preocupándote por apuntarte ya en la lista de espera para que no te ganen el nuevo iPhone 16.

Y claro que como a toda chica de su edad le apasionan los perfumes, siempre lleva consigo una botella de Sisley, Eau du Soir, con un valor de 6,900 pesos; una de Black Opium de Yves Saint Laurent, que vale 3,090 pesos y una de Chanel, Misia, con un costo de 7,900 pesos.

 

Sus labiales favoritos son de la marca Gucci y de Victoria Beckham. Y no puede vivir sin su enchinador de pestañas, común y corriente, que no cuesta más de 100 pesos.

Además, Valentina ha decidido no usar Air Pods porque siente que son más cool los que tienen cable. En ellos escucha a sus artistas favoritos: Kanye West y Sabrina Carpenter.

La hija de Salma Hayek trabaja como voluntaria en un comedor comunitario, las historias de vida de algunas personas que visitan el lugar, y que viven en condiciones del vulnerabilidad la han marcado:

 

“Voy a una soup kitchen; ahí conocí a una mujer de L.A. que era mexicana y eso movió algo en mí. Aprendí que cada persona que no tiene casa posee una historia distinta”, compartió con Vogue.

 

¿Así o más sencilla? A esta niña hay mucho, pero mucho que aprenderle.

 

 

 

 

 

 

 

LO QUE PASA EN LA RED