Sociales

El Príncipe William y Kate Middleton no se besan en público, ¿por qué?

Príncipe William y Kate Middleton no pueden besarse en público
Getty Images

Definitivamente no es porque no se quieran, porque exista una crisis matrimonial o porque les de pena, se trata de reglas de la realeza y ellos deben acatarlas.

 

Kate Middleton y el Príncipe William son sumamente cuidadosos en cada uno de sus movimientos y aunque no lo creas, deben ser muy pudorosos con las muestras de amor efusivas en público. ¿Por qué?

Resulta que las muestras públicas de afecto (PDA, Public Display of Affection en inglés) no son aceptables entre determionados miembros de la realeza, sobre todo en aquellos que están en línea deirecta de sucesión de la Corona. Recordemos que el Príncipe William es el segundo a la espera de suplir a la reina Isabel II en sus funciones como Reina, por detrás de su padre, Carlos de Inglaterra.

 

Así que, aunque Kate Middleton y el Príncipe William, ambos de 40 años, sientan mucho amor y atracción el uno por el otro, deben ser recatados.

Las reglas les premiten tomarse de la mano, abrazos poco efusivos y besos discretos, en la mejilla o en la frente, por ejemplo, nada más.

 

Las demostraciones de amor más efusivas deben ser dentro de su círculo más cercano, jamás frente a un jefe de estado, o incluso la reina Isabel II.

¿Qué pasa en las bodas?

 

Durante los enlaces matrimoniales las cosas cambian, pues la tradición dicta que al terminar la ceremonia religiosa la pareja puede darse un beso para sellar su compromiso.

 

Aunque el Príncipe Carlos, padre de William cambió las reglas: él beso a Diana de Gales, hasta que salieron a posar frente al pueblo de Inglaterra en el balcón del Palacio de Buckingham, no lo hizo en la iglesia pues su verdadero amor, Camila de Cornualles, estaba presente en el recinto y ¿cómo iba a hacerle eso?

Así que esta imagen del tierno beso en los labios sellando su amor después de su boda, el 29 de abril de 2011, será el único y último que veremos entre Kate Middleton y el Príncipe William, y eso no quiere decir que sean una pareja mesquina, simplemente así lo dicta el protocolo.

¿Podrías tú resistirte a besar a tu pareja en público? Debe ser difícil, ¿verdad? Pues ese es uno de los tantos sacrificios que los miembros de la Casa real británica deben hacer para seguir las reglas y no ofender a la Reina, incluidos los Duques de Cambridge.

 

 

 

 

 

LO QUE PASA EN LA RED