Viajes

AZULIK TULUM (Olimpo Maya)

AZULIK TULUM (Olimpo Maya)

C​​on un diseño que evoca a las formas de la naturaleza y genera así una estética biomórfica de caminos elevados que se funden con árboles de la selva maya, AZULIK Tulum se ha vuelto un referente obligado para los visitantes de la Riviera Maya. A orillas del mar Caribe, al inicio de la zona hotelera de Tulum, este sitio invita a sus huéspedes a vivir una experiencia alejados del caos de la vida cotidiana para poner atención a sus sentidos en una estancia que los lleva a desconectarse de todo para reconectarse consigo mismos. Villas mirando al mar donde la luz de los espacios es únicamente natural y por las noches provista por velas, hospedan a viajeros que reconocen un lugar único en los detalles de diseño interior y las estructuras arquitectónicas hechas a mano.

AZULIK es un universo que se contiene a sí mismo y que, bajo sus tres pilares fundamentales: arte, ancestralidad y naturaleza, lleva de la mano a sus adeptos a experimentar la coexistencia con el entorno. Una de las premisas esenciales es fundirse con el entorno, respetándolo y asumiendo su precedencia; se honra a los árboles porque –según las palabras de Roth: la mente creativa y fundador del proyecto– ellos llegaron mucho antes que los seres humanos y generaron un sistema cooperativo, del cual la humanidad tiene mucho que aprender. Una gran parte de esa perspectiva armoniosa y respetuosa del ecosistema está vinculada a la recuperación de la sabiduría de comunidades originarias; la ancestralidad de sus rituales en los que la sacralidad de todas las formas de vida era honrada.  

¿Qué pueden encontrar los visitantes al ir a AZULIK Tulum?

Juego, creatividad, exploración y una invitación a reconectarse. Los desafiamos a redescubrirse entendiéndose como parte del sistema natural que los rodea. En una arquitectura que respeta el entorno y donde los espacios están hechos a mano, proponemos una manera distinta de disfrutar el silencio y la naturaleza: escuchando al mar, a la selva y a sí mismos. Promovemos una experiencia que es de juego porque los espacios están diseñados para prestar atención: ir descalzos, subirse a una red, cruzar puentes colgantes y maravillarse con lo que nuestro planeta, cuando lo respetamos, tiene para ofrecernos.

Además contamos con rituales de relajación, sanación y creativos.

 

¿Cuál es el concepto?

 

Nuestra misión y el core value que nos representa es la reconexión: con uno mismo, con otros y con la naturaleza. Ésa es nuestra búsqueda constante, y para lograrlo creamos y promovemos: experiencias, servicios, espacios y piezas artísticas. Cada una vinculada al significado, así, creamos y participamos en meaningful experiences.

Sabemos, además, que esta reconexión va de la mano de la creatividad, de la curiosidad por el mundo que nos rodea y hacernos partícipes desde el respeto ambiental y el aprendizaje de las comunidades originarias. La creatividad humana es la expresión de la reconexión y su potencia: la capacidad alquímica de transformar, de nacer las formas, los materiales. Buscamos, entonces, despertar la creatividad para reconectar con nosotros mismos, con la naturaleza y abrazarnos como Tribu y esto sucede mediante tres grandes guías: la naturaleza, la ancestralidad y el arte.      

¿Cómo nació y cómo crean estos espacios arquitectónicos tan particulares?

AZULIK Tulum es el lugar en donde nuestra Tribu se asentó. Encontramos un sitio cerca del mar, en la tierra sagrada de Tulum y, sabiendo que tiene un legado ancestral muy importante, comenzamos a aprender del entorno, de las comunidades y de la naturaleza. Aquí inició nuestro primer espacio de hospitalidad, con villas que no tienen luz eléctrica, y una arquitectura biomimética, es decir que se inspira en los sistemas naturales.

Nuestra Tribu es una organización colaborativa, multidisciplinar y creativa. Esta dinámica de trabajo y de pensamiento es la que promovemos al interior de AZULIK y la que el mundo contemporáneo necesita para sobrevivir y poder ofrecer soluciones a los desafíos que enfrenta: formas colaborativas en las que los ta- lentos y capacidades de cada uno sean potenciados, en los que salgamos de la convención de las cosas aprendidas y usemos la inspiración.               

¿Quién está detrás de las creaciones de AZULIK?

Somos una Tribu multidisciplinaria de creativos, artistas, arquitectos, chefs, ce- ramistas, jardineros, floristas, diseñadores de moda, cineastas, sonidistas, músicos... y todos los que hacen que el día a día sea posible en cada una de las locaciones. El equipo se nutre de cada uno y todos son igual de importantes, esto es la esencia de la multidisciplinariedad, reconocer el talento de cada uno y potenciarlo.

¿Qué lo distingue?

Es único en su clase porque ofrece experiencias que tienen un significado y por eso es que se ha vuelto referente de la Riviera Maya, los viajeros vienen buscándolo y se encuentran con un espacio que los transforma y los hace reflexionar. Venir a AZULIK es adentrarse en uno mismo, observando desde la mirada natural. Además, conocer la creatividad que se ha vuelto referente de la hospitalidad a nivel mundial.             

¿Cómo incluyen a las comunidades originarias en su proyecto? Trabajamos con las comunidades locales en todos los proyectos que emprendemos, no sólo en la Riviera Maya, sino en todo el mundo. Porque las comunidades originarias son las que conocen el entorno y los secretos que tiene cada región, entonces son las guardianas de cada lugar. Así, no sólo nos orientan en la mejor manera de crear in situ, sino que también nos comparten técnicas artesanales que incorporamos a los proyectos, además todas las comunidades originarias, al tener un sentido de pertenencia del espacio que habitan, lo respetan y lo cuidan.

En Tulum, por ejemplo, hay varios miembros de la Tribu que se han involucrado poco a poco en los proyectos y que hoy lideran equipos. Estamos muy contentos de que sean parte de la Tribu y de que tengan en AZULIK una oportunidad para explorar su sensibilidad artística, de poder llevar sus creaciones a gran escala, que crezca su visión y que al mismo tiempo esto les permita mejorar su calidad de vida y la de sus familias.          

La naturaleza es una parte fundamental de su concepto, ¿cómo la introducen a los huéspedes?

Lo primordial, es que partimos de que los seres humanos somos naturaleza. No estamos divididos, no somos seres aislados o con una mayor importancia, por el contrario: para poder permanecer en el planeta es urgente que nos adaptemos absolutamente a él.

A los huéspedes les transmitimos este mensaje de forma sensorial e intuitiva, cuando van caminando por los túneles o las pasarelas con agua, descalzos sobre el piso irregular, sintiendo el espacio y des- cubriéndose a sí mismos, reconociéndose en la selva, y la alegría que les genera, poco a poco van asumiéndose como parte de la totalidad, del ecosistema.

¿Cuál es el logro del que se sienten más orgullosos en AZULIK Tulum? Nuestro mayor logro ha sido mantenernos coherentes al ofrecer una experiencia con significado, una que busca transformar y abrir la mente y los corazones de quienes nos visitan. Así hemos logrado construir una comunidad que lleva el mensaje de AZULIK por el mundo y que, al mismo tiempo, siempre vuelve a casa, a su tribu.

Y los espero el próximo viernes en #theworldasmybackyar

María Fernanda Leaño AKA

Malinche

LO QUE PASA EN LA RED