Sociales

La princesa Diana visitó una playa nudista y fue insultada por su abuela

Guardaespaldas de Diana la ayudaba a hacer todo aquello prohibido para una Princesa como escaparse a la playa
Princesa Diana con vestido rojo con cuello blanco y sombrero de los mismos tonos, con collar de perlas/ Foto Getty Images
Princesa Diana con vestido rojo con cuello blanco y sombrero de los mismos tonos, con collar de perlas/ Foto Getty Images

En el libro Diana: Remembering the Princess, escrito por su ex guardaespaldas, Ken Wharfe, y Rosalind Coward, su biógrafa de cabecera, se han revelado muchos detalles, hasta ahora desconocidos, de la madre de William y Harry; entre ellos la vez que estuvo en una playa nudista y uno de los tantos días que fue insultada por su propia abuela.

 Ken Wharfe, quien fungió como guardaespaldas de Lady Di por seis años, reveló varios secretos en la biografía de la ex esposa de Carlos de Gales, y que en próximos días será liberada por Amazon.

 

  

El colaborador de Diana se convirtió en su confidente y cómplice de travesuras, en su afán por alejarse de su realidad, la verdad es que nunca encajó con el resto de la familia real y debido a ello, era merecedora de varios ataques.

 Wharfe ayudaba a Diana a hacer cosas que no comúnmente puede hacer una princesa, en pocas palabras, la alentaba a cambiar su realidad, aunque fuera por una horas, así lo reveló a Daily Mail:

 “En una ocasión Diana volvió al Palacio de Kensington después de almorzar con una amiga luciendo unos pantalones tipo culottes de cuero y se topó con su abuela Ruth Gill, Lady Fermoy y dama de honor de la Reina Madre. La mujer mayor miró a  Diana molesta y exclamó: ‘¡Mírate! ¡Mírate! ¡Pareces una ramera! No hay nada real en eso’”.

 

 

“No creo que Diana supiera lo que era una ramera”, asegura Wharfe, quien siempre fue tratado con cariño por la fallecida princesa, y es, seguramente una de las personas que más la conocieron, y continúa…

 “Eso era a lo que se enfrentaba siempre, todos, menos su madre, su hermana y su hermano, eran leales a Carlos, príncipe de Gales. Sentía que su propia familia la marginaba”.

 El guardaespaldas de la princesa Diana, Harry y William, revela también que la Princesa Diana anhelaba caminar por la playa en completa libertad, sin seguir protocolos y sin paparazzi a su alrededor, él explica la simpática experiencia…

 “Nos subimos a un automóvil, modelo Mondeo, color rojo con techo negro,  llegamos hasta un ferry y después a una playa, Diana vestía una chaqueta de cuero que le regaló Michael Jackson. Le di un walkie talkie y desapareció en la playa. Después de, aproximadamente una hora, radio cobró vida y pude escuchar a Diana riéndose”.

 

 

La experiencia de la Princesa había cumplido con todas sus expectativas, Ken Wharfe había logrado que Diana saliera de su rutina y vaya que rompió con los protocolos… 

“¿Qué pasa?”, le dije Wharfe a Diana.

 “¡Oh, no me hablaste de la playa nudista, Ken!”, ella se rió.

 Se había topado con una docena de hombres septuagenarios desnudos, afortunadamente, no tenían idea de quién era.

 A finales de la década de los 80 y principios de la de los 90, Diana sintió que ya había tenido suficiente, las cosas con su aún, el príncipe Carlos eran insostenibles…

 

 

Así recuerda Ken cómo molestaba la popularidad de Diana a Carlos y qué paso durante un encuentro que tuvieron una tarde en el Palacio de Kesington:

 -“¿Has tenido un buen día?”, murmuró Carlos.

 -“Fantástico”, respondió Diana. “¿Adónde vas? ¿Quieres que vaya contigo?”

 -“¡No! Solo estarán interesados en ti!"

 Siempre había tensión entre ellos, asegura el ex guardaespaldas.

 “Y gran parte de esa situación se produjo en torno al  Camilla. La relación de Carlos con la señora Parker Bowles era un secreto a voces, aunque cuando Diana reaccionó en contra de ella fue a ella a quien se le hizo sentir que estaba equivocada”, finalizó Ken Wharfe.

 

 

También te puede interesar:

Se destapan las verdaderas razones por las que Lady Di se divorció hace casi 30 años

Del amor al odio: así fue la relación entre la princesa Diana y el príncipe Carlos

Incómodos y distanciados, William y Harry inauguran estatua en honor a Lady Diana

El día que Lady Di se vistió de hombre para ir a un bar gay con Freddie Mercury

 

LO QUE PASA EN LA RED