Sociales

Las veces en que la familia real humilló al príncipe Harry durante el funeral de la Reina

Los Duques de Sussex regresarán a California con un muy mal sabor de boca
Las veces en que la familia real humilló al príncipe Harry durante el funeral de la Reina/ Foto Getty Images
Las veces en que la familia real humilló al príncipe Harry durante el funeral de la Reina/ Foto Getty Images

Primero fue durante el jubileo de platino, después en el funeral de Isabel II: el Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle pasaron a segundo plano durante los eventos y de cierta forma, hasta humillados.

 Hablar de la relación de Harry y Meghan con la familia real es muy complejo, pues por un lado la pareja se ha dedicado a revelar, en diferentes entrevistas y medios, sobre todo Markle, que la Corona británico ha sido bastante dura con ellos.

 Las declaraciones del Príncipe Harry y Meghan Markle han evidenciado mucho acerca de su mala relación con los royals, los motivos son diversos: después de su boda con el hijo menor de Lady Di, Meghan se sintió muy atacada, supone que por ser una mujer de ascendencia afroamericana, divorciada y plebeya.

 De forma abierta los duques de Sussex han revelado que “un miembro” de la familia real británica estaba muy preocupado por el color de piel que tendría Archie, el primogénito de los Sussex.

 

 

 Meghan aseguró que días antes de su boda con Harry, Kate Middleton la hizo llorar, pero gracias a revelaciones de “Revange”, la biografía no autorizada de la pareja, que renunció a sus privilegios como royals hace dos años, ahora sabemos que fue al revés: qué Meghan hizo llorar a Kate después de hacer un comentario muy poco afortunado acerca de la apariencia de su hija, Charlotte, quien apenas tenía 3 años de edad.

 El paso de Meghan y Harry por el jubileo de platino fue muy desagradable para ellos, pues fueron tratados en plan secundario: no fueron requeridos para saludar desde el balcón principal del Palacio de Buckingham, ni invitados a protagonizar ningún evento conmemorativo con motivo del festejo de los 70 años de reinado de Isabel II, pero tal vez lo que más les pudo fue que el festejo de cumpleaños número uno de su hija menor, Lilibet Diana, pasó casi desapercibido y la Reina solo los recibió en una ocasión para hablar en privado y sólo por algunos minutos.

 Dichas desavenencias tuvieron como consecuencia que los Sussex expresaran a sus cercanos su desencanto por lo vivido en el jubileo de platino de la Reina y su poco interés por volver a convivir con ellos en un futuro cercano, pero la reciente muerte de Isabel II, abuela de Harry hizo que sus planes cambiaran por completo.

 

 

Las humillaciones en los funerales de Isabel II

 Con el chip de no volver a ver a su familia el Principe Harry planeó una gira en Europa, incluido Reino Unido, sin considerar tener un encuentro con ningún miembro de la familia.

 Meghan Markle y Harry estuvieron en Londres los cuatro días anteriores a la muerte de Isabel II, pues asistieron al evento benéfico One Young World. El día en que la Reina murió Harry estaba camino a Alemania, y aunque se dirigió lo más pronto que pudo al Castillo de Balmoral en Escocia, no pudo ver con vida a Isabel II.

 Tantos malos entendidos entre el Príncipe Harry y su familia han desencadenado una serie de sucesos que pueden ser causales de su nuevo papel como parte de la familia real no activa laboralmente, pero también han consumado una serie de eventos desafortunados, que parecieran hechos a propósito para insultarlo o humillarlo.

 Durante los funerales de Isabel II hubo tres momentos clave que pusieron al Príncipe Harry con los pelos de punta, cuando ya de por sí, tenía encima el dolor que produce la muerte de un ser querido, recordemos que Isabel II se convirtió en su segunda figura materna, después de que en 1997 perdió a su madre, Lady Di en un accidente automovilístico.

 

 

1. El Príncipe Harry y Meghan Markle recibieron una invitación para asistir a la ceremonia que se llevó a cabo un día antes del funeral de la Reina para convivir con los mandatarios que asistirían al evento, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el rey Carlos Vi de España y su esposa Letizia, entre muchos otros, pero después a los Sussex se les pidió que no asistieran pues la solo serían bienvenidos aquellos miembros de la familia real activos laboralmente, ¿se habrá tratado de un error?

 Harry enfrentó uno de los momentos más duros de su vida cuando hizo la guardia al féretro de Isabel II, acompañado de su hermano el príncipe William y sus primos, pues aunque Carlos III le había permitido usar su traje militar, le fueron retiradas las iniciales de Isabel II. Aunque al Príncipe Andrés, quien también ha sido retirado de sus actividades como parte activa de la realeza, pues ha sido acusado de abuso sexual, sí le fue permitido no sólo usar su traje militar, sino portar en él las iniciales de la Reina, esta acción fue un golpe duro a Harry. 

Otro momento que llamó mucho la atención es que durante la misa de cuerpo presente de la Reina, Harry y Meghan Markle fueron colocados en la segunda banca de la iglesia, mientras que la primera fue ocupada por Carlos III, la reina Camila, los Príncipes de Gales, acompañados de sus hijos mayores: Charlotte y George, la princesa Ana, Pedro Phillips y, Zara y Mike Tindall.

 

 ¿Casualidades o premeditación? Sólo el tiempo nos dará la respuesta.

 

 

También te puede interesar:

Príncipe Harry y Meghan Meghan Markle mandados a la segunda fila en el funeral de la Reina

El Príncipe Harry llegó tarde para despedirte de la Reina, ganó su orgullo

Príncipe Harry y Meghan Markle no están invitados a recepción previa al funeral de Isabel II

Príncipe Harry humillado: las iniciales de su abuela fueron retiradas de su uniforme militar

LO QUE PASA EN LA RED